El mundo de las canciones de empresas

cancion
Entra cuchillo, las tripas se sacan, esta es la base de industrias pesqueras de Osaka

Una de mis aficiones es la publicidad. Ya sea en forma de logotipos, una cuidada imagen o la ahora tan de moda “responsabilidad social corporativa”, todas las empresas quieren distinguirse del resto, no solo con sus servicios sino también por los ojos. Algunas de ellas lo llevaron tan lejos que incluso contaron con sus propios himnos, cual club de fútbol, para motivar tanto a los trabajadores como a los consumidores. Aunque ahora estén tan pasados de moda que suenen kitsch.

En este caso, Café Caracoles ha recogido una pequeña selección de cuatro cortes que abarca todo tipo de estilos y situaciones: compañías quebradas, de capa caída, que vivieron tiempos mejores y verdaderos zombis.

Rumasa

250px-RumasaTodos en España conocen a Ruiz-Mateos, así que no voy a hablar de él. Sí lo haré de Rumasa, el primero de sus grupos empresariales. En 1971 celebraba su décimo aniversario, inmerso en plena expansión nacional, y lo recordó con un himno conmemorativo para el que no escatimó en gastos. Mario Clavell hizo la letra y hasta se contrató una orquesta, dirigida por el argentino Waldo de los Ríos. No llegó a estrenarse en público por miedo al “qué dirán”, pero el disco sí llegó a sus empleados. Pieza de coleccionista con una letra premonitoria e impagables zumbidos de abeja.

La abeja laboriosa de Rumasa
Zumbido de inquietud que no descansa
Las horas del progreso se adelantan
Y cada día más, con fe y tenacidad
Rumasa crece y crece sin cesar
(…)
Como la abeja feliz en su tarea
Vibra su gente noble actividad
Porque Rumasa es una gran colmena
Elaborando la miel de la amistad

Y efectivamente crecía sin cesar, pero sobre un castillo de naipes. Las distintas compañías se financiaban entre ellas para mantenerse a flote, las inversiones eran disparatadas y había que contar con bancos dispuestos a todo. Rumasa, en vez de camelárselos, decidió hacerse con su control. Y en 1976 dio un golpe de efecto cuando entró en el capital del histórico Banco Atlántico.

El problema era que la abeja reina no pagaba un duro a la seguridad social, entre otros variados chanchullos, y su situación real era precaria, sentimiento agravado por la falta de auditorías externas. Al final el Gobierno procedió a la expropiación forzosa en 1983 y todas las empresas se sacaron a subasta. ¿La gente dejó de confiar en Ruizma? Ni mucho menos: el jerezano se hizo pasar por ‘víctima política de la izquierda’, hubo gente que se lo tragó y así volvió a la carga con Nueva Rumasa, un esquema Ponzi que acabó estallando.

Galerías Preciados

imagen3Una de las firmas de la antigua Rumasa era Galerías Velvet Preciados. El vencedor en la puja del gobierno fue el grupo venezolano Cisneros, que hizo fortuna en su país con la embotelladora de Pepsi y una cadena de televisión, entre otros negocios. En total pagaron 750 millones de pesetas y asumieron parte de su deuda. Como los himnos seguían de moda, los nuevos dueños reciclaron el de una empresa sudamericana y le adaptaron la letra.

La gente Galerías es gente de acción
Está comprometida con el futuro
Son hombres y mujeres de porvenir seguro
El diario quehacer, sobresaliente y duro

Con orquesta y efectos dignos de la Guerra de las Galaxias, la canción no dudaba en motivar a sus empleados como a militares. Compromiso, futuro y acción. Por desgracia, no se referían a vendedores soltando patadas voladoras para vender blusas de señora. Gracias a Sufridores en Casa sabemos que cada trabajador recibía como regalo de Navidad vinilos con los éxitos del momento… y esta cosa.

Pero el “compromiso con el futuro” quedó en nada cuando Cisneros se dio cuenta de que la compra había sido ruinosa, si bien ellos tampoco se esforzaron por distinguirla de la competencia. Tras reconocer 23.000 millones de pesetas en pérdidas e invertir más del doble, Galerías Preciados se vendió por 30.000 a un grupo inglés. A partir de ahí, cuesta abajo y sin frenos hasta que El Corte Inglés les absorbió.

Tecnocasa

1353497789Y ahora, algo completamente distinto. Las canciones de empresa se pasaron de moda en los noventa, pero aún había quien seguía haciéndolas. Eso sí: eran ejemplos raros y poco conocidos. Una de ellas fue la constructora Tecnocasa, que se hizo de oro durante la economía de ladrillo y que se ha mantenido pese al hundimiento de los pisos. Nació en Italia, así que no debería extrañar a nadie que sonase como los dibujos de Telecinco.

Tecnocasa, un corazón verde y blanco
Con la tranquilidad de acertar
Tecnocasa, un grupo somos nosotros
En todo lugar del mundo y siempre nos encontrarás

Si las otras eran canciones para motivar al empleado, esta se dirige al consumidor final. Y es pop hortera. Ni orquestas ni sintonías recicladas: aquí se tira con una puta base MIDI arreglada con el Casiotone. Y se nota que los cantantes no dominan el castellano porque hay gambazos fonéticos (efichencia, cidad), aunque eso mola porque a Eros Ramazotti o a Laura Pausini también les pasaba. ¡Si hasta tiene puente final! La autora original se llama Francesca Parrotta y esto es una adaptación del italiano.

Es tan cutre que no se como definirla correctamente en mi propio idioma. En inglés hay una palabra que se ajusta más a lo que quiero decir: cheesy. Tan rancia que maravilla. Un himno de ese pelotazo inmobiliario que dejaremos en herencia a nuestros nietos.

Marina d’Or

Hotel-Marina-dOr-4La última canción corporativa que nos ocupa, y que también vale para cualquier promoción publicitaria, es la de Marina d’Or, complejo vacacional en Castellón. Todos en España hemos visto alguna vez sus anuncios de televisión, en los que nos invitan a alquilar (alguno incluso los compra) apartamentos de veraneo dentro de una ciudad artificial con luces de neón, animadores de hotel y hormigón que se edificó en pleno boom urbanístico. El resultado es un mazacote que algunos maldicientes han llamado “Marina d’Horror“.

El objetivo de la empresa es muy simple: dado que la gente con pasta huye de los destinos masificados, ellos ofrecen “un mundo de lujo a su alcance” al grupo que desea irse a la playa pero no tiene ni dinero ni ganas de salir del hotel, pues el centro de Oropesa de Mar está a cuatro kilómetros. Aquí encajan tres grupos de personas: guiris, familias numerosas y ancianos del Imserso. Para huir de todos los tópicos y remontar el vuelo, le pidieron a Merche que cantara un tema cuya letra (lógicamente) parece escrita por los publicistas.

Vive en este paraíso
Lugar maravilloso
Donde poder soñar
Vive junto al Mediterráneo
Descubre nuestra tierra
Ven a Marina d’Or

Todas las frases son verdades a medias. Si por “paraíso” y “lugar maravilloso” entendemos un sitio repleto de “palmeras sintéticas que no hay que regar” y “con ascensores multicolor” (como cantaron Nancys Rubias), están en lo cierto. Si lo comparamos con Bahamas o Aruba, incluso con Gran Canaria, la cosa cambia. Ni siquiera es necesario que salgas de Marina d’Or porque en la práctica es como una ciudad independiente, por lo que el turismo de explorar la Comunidad Valenciana también queda descartado. Y luego está lo del mar Mediterránido: vale que el complejo esté pegado al agua, pero ¿realmente merece la pena meterse en una brezhnevka de doce plantas?

¿Asombra? Pues el videoclip es peor.

Anuncios

3 comentarios en “El mundo de las canciones de empresas

  1. creo que lo más parecido a cheesy sería kitsch, no es exactamente lo mismo, pero está aceptado por la rae.

    Excelente trabajo de investigación, digno del equipo de investigación de A.R

  2. Por cierto: pedazo de vídeo de Marina Dor. Da para post. ¿Cómo hace Merche, la mujer de belleza aleatoria, para estar buena en una escena y fea en la siguiente? Me hace plantearme constantemente ¿es guapa? ¿es fea?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s