Twitch plays Pokemon (“jugar” es un decir)

tumblr_n15ib8KeX21qk97xqo1_500
“Perdido en mi habitación, sin saber que hacer, se me pasa el tiempo”

Los proyectos colaborativos por internet pueden ser un incordio. Especialmente si los conflictos se producen porque alguien tiene ganas de joder la marrana, en vez de simples malentendidos. Y si no que se lo digan a los de Wikipedia en español. Si manejar algo así ya es complicado, imaginemos un videojuego donde los movimientos del personaje dependan de las decisiones del público.

Pues en eso consiste Twitch plays Pokemon: un juego cooperativo de Pokémon Rojo (el de Game Boy), a través del portal de streaming de videojuegos Twitch, en el que la gente mueve al personaje mediante mensajes en el chat. Escribir “A”, “Start” o “down” activa los botones del emulador. Si la idea ya es caótica de por sí, se desmadra con picos de 100.000 jugadores dispuestos a convertir a Ash Ketchum en el mejor que habrá jamás. O más bien a torturarle, pues se producen tantas órdenes seguidas que el sistema se colapsa y las decisiones se ralentizan a límites absurdos.

Ejemplo práctico.

Porque si algo tiene internet, y en España lo aprendimos con John Cobra en TVE, es que la gente puede ser muy hijaputa cuando quiere. Lo que empezó como una simple carrera con un Charmander y cuatro medallas de gimnasio en cuatro días, ha derivado en gente movilizada para complicar la partida: liberaciones de los Pokémon con más nivel, tirar pepitas de oro, seleccionar objetos sin uso en combate (como el ya famoso fósil Helix o una piedra de evolución), laberintos que se hacen eternos y movimientos de huida que obligan a reiniciar lo que hace cinco minutos parecía finiquitado. En pasarse el cuartel general del Team Rocket han tardado tres días.

De este modo, un simple paseo de diez minutos puede terminar con una lucha de grupos entre los que quieren que Ash cruce un túnel o se dirija al PC para liberar un Rattata de nivel 30. O peor aún: se han perdido combates que estaban ganados porque, con semejante caos en la toma de decisiones, todos han pulsado a la vez repetir un ataque sin efecto. Tres veces. Es parte del encanto.

El creador es un programador australiano que alucinaba con el éxito de su iniciativa cuando la veían “solo” 8.000 personas. Si se trataba de hacer un experimento sobre la organización de la gente en torno un objetivo común, ha quedado claro que a veces es mejor uno solo. Sin embargo, es una locura tan adictiva que más de 13 millones de espectadores están pegados al stream para presenciar las vicisitudes de Ash.

Desconozco cómo le habrá sentado a Nintendo. Pero teniendo en cuenta que hablamos de un videojuego de 1996, me parece la mejor publicidad gratuita que le podían hacer. A mí me ha motivado a desempolvar la Nintendo DS para redescubrir la saga.

Para profundizar más en el tema, Know your Meme explica todas las situaciones que se han dado en el juego durante el tiempo que lleva activo.

EDIT: Han conseguido pasarse el juego en 16 días. El equipo final ha sido este:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s